Entre los productos de nuestro catálogo hay uno que generó especial expectación a mediados del año pasado. Se trata de nuestras zapatillas hechas en España, si nos ponemos técnicos, estamos hablando de las Old Skool. Unas bambas fabricadas en talleres que garantizan que sus empleados trabajan en condiciones dignas. Son las zapatillas de la gente corriente, aquellos que están buscando un cambio. Que se visten de la cabeza a los pies de forma sostenible.

¿Por qué unas zapatillas hechas en España?

Porque el sector del calzado había entrado en una espiral decadente. La mayoría de los productos que se confeccionaban para ser consumidos en el primer mundo venían de talleres en condiciones lamentables. Donde niños como Iqbah Masih padecían jornadas laborales interminables en condiciones de insalubridad poniendo en riesgo su salud. Esto perpetúa una situación de injusticia entre los consumidores y los productores,  estos últimos localizados en los países del sudeste asiático.

 

Pero es que además, se había extendido la idea de que no era rentable producir calzado en España. Con ese mantra, las compañías seguían dejando en manos de subcontratas la producción a bajo coste en países del tercer mundo. El sector textil en España se estaba quedando desindustrializado y sin mano de obra. Así lo contaban diferentes profesionales en una entrevista de Salvados.

 

Nos pusimos a mirar y  comprobamos que sí era posible hacer calzado en España. Diseñamos las old skool y tuvieron un éxito abrumador. Nuestro público estaba demandando unas zapatillas con las que acompañar el resto de nuestras prendas.

¿Qué tienen de especial estas zapatillas?

A nivel de diseño parten de un patrón básico. Las old skool tienen un corte urbano y muy neutro. Destacan por llevar el medio laurel bordado, símbolo de aquellos que buscan un cambio en la sociedad. Por dentro están forradas en color rojo y la lengüeta lleva serigrafiada una hoja de laurel. Clásicas pero con espíritu, como la mayoría de nuestras prendas.

Zapatillas 198 zapatillas hechas en España

Si las ves por la calle piensa que estás ante una persona que quiere decir algo más que estética en el vestir. Una persona comprometida con nuestro programa de ropa sostenible y hecha en España. Nuestro público es consciente de cómo se somete a los trabajadores en los telares en Bangladesh, India o Pakistan y desean manifestar su hartazgo con esta situación. Son ciudadanos que buscan una mejora de las condiciones de trabajo y lo dicen en largos paseos por los barrios de la geografía.

198 es la marca de la gente, la que busca un cambio en el modelo productivo y lo hace a través de la moda. Es la marca que te lleva acompañando desde el 15M y que se moja para que puedas vestir de forma elegante de acuerdo a tus ideas. Ahora también, con zapatillas hechas en España.

 

Sólo podemos vencer.