La montaña será siempre nuestra. Algo así debieron pensar los exiliados que subieron a los montes para seguir defendiendo la república. Los maquis, conocidos popularmente como “los del monte” son lo más parecido a una guerrilla de liberación en España. La versión más romántica de cualquier guerra, la resistencia. Un brindis al sol lleno  de barro, frío, dignidad democrática y pocas pero sonoras sombras. Hacemos un repaso a esta figura que ha inspirado la camiseta reivindicativa para los que se saludan cada domingo entre matorrales.

Mendizales, muntanyencs, muntistoj del mundo, este artículo es para vosotros.

Breve introducción a los maquis

Este movimiento se organizó de forma clandestina en espacios rurales principalmente en las montañas de León y Galicia,Picos de Europa, Sierra Nevada, los Pirineos, montanas del Levante y la cordillera central hasta la sierra de Madrid. El movimiento maqui no era único en Europa, había guerrilleros en las montañas de Alemania o Francia (países que habían sido invadidos por los Nazis)

En Cataluña y Aragón había mucha presencia anarquista, el Valle de Arán fue el último intento del PCE y en otras zonas eran obreros, militantes o campesinos organizados. Las mujeres tenían un papel fundamental y se crearon grandes comunidades con escuelas, casas de apoyo logístico y armas.

mapa de los maquis

Su carácter nómada hizo que muchas de estas milicias tuviesen problemas para sobrevivir. Básicamente estaban huyendo. Eran gente armada, suelta por las montañas, que se oponía al gobierno. Franco no podía permitir eso y acosó a los enlaces que llevaban víveres a los campamentos. Muchas de ellas mujeres que fueron asesinadas, violadas y padecieron múltiples torturas.

Los maquis se instalaron en los altos despejados para controlar el terreno y allí estudiaban, comían, hacían prácticas militares o planeaban ataques estratégicos. Se consideran extintos a partir de 1950.

Operación: Reconquista de España

En Octubre de 1944 el número de guerrilleros en las montañas alcanzó las 70,000 personas y el Partido Comunista (uno de los más activos en la resistencia) agrupó a más de 10,000 combatientes exiliados que habían resultado victoriosos en la Segunda Guerra Mundial contra los nazis. Se acometió una operación de reconquista de España apoyada por material militar a través del Valle de Arán.

El apoyo popular que obtuvo la incursión fue humilde, la población estaba sacando la cabeza de la contienda civil y Franco envió 50,000 hombres fuertemente armados apoyados con aviación como respuesta. Aguantaron algunas semanas pero tuvieron que batirse en retirada una vez más. A partir de ese momento empezó una persecución contra los maquis en todo España.

José Castro Veiga “O piloto”

Este joven piloto de la aviación española durante la república fue detenido, juzgado y condenado a 30 años de cárcel al acabar la guerra. Salió al cumplir 4 años y se metió a trabajar en un hospital de Madrid hasta que en 1945 volvió a su Galicia natal, entró en contacto con los maquis y se echó al monte para seguir luchando. Tenía entonces 30 años. En su haber ser el último maqui muerto en combate.

Vagabundeó por las montañas durante dos décadas. Cometiendo pequeñas acciones y sobreviviendo, manteniendo una intensa relación con su enlace Ramona  Mirella Curto. La prensa del régimen habló de él como un bandolero que robaba y violaba. Fue avistado por un ex compañero del ejército que le delató y murió el 10 de Marzo de 1965 en un intercambio de tiros con la Guardia Civil a las orillas del embalse de Belesar (Lugo) cuando se disponía a comer un poco de pan con chorizo, acabando para siempre con la épica de “los del monte”

Hasta aquí el repaso a una intensa hazaña. Si vas a subir al monte ya sabes con qué camiseta reivindicativa puedes hacerlo.

camiseta sostenible 198

 

¿Hace cuánto que no subes al monte?

Fuentes: