Entiéndeme hermana, soy republicana

Entiéndeme hermana, soy republicana

Te veo comiendo sopa derrochando naturalidad y pienso que la vida ha reservado para ti una posición distinta. Eres la heredera, tú, una mujer de la generación Z. Tendrás que pasar por donde antes lo hicieron Juana La Loca o Isabel II. Pienso que tu vida ha sido tocada por una gracia inesperada, fruto de un sistema que muchas de quienes seremos tus vasallas no compartimos.

No es personal, no dudo de que estés preparada y que podrías hacerlo. Después de todo, es tu único trabajo ¿No? Nadie puede despedirte. No es porque no me gustes tú o tu familia, es mucho más sencillo que eso, yo creo en una sociedad donde el papel de representante se consigue con el apoyo de la mayoría

(más…)

NADIE PUSO SUS FICHAS EN EL 198.

 

Pero, cuando empezamos a cobrar las primeras camisetas… “¿De verdad lo están haciendo?”, susurró una muchacha. “¡Joder, no!”, exclamó David. “¿Por qué no lo hicimos nosotros?” David  acababa de cambiar de trabajo.  El teléfono se llenó de mensajes.

 

Decidimos que era el momento de dejar nuestro antiguo trabajo. Para diversión de mis amigos me puse a hacerles preguntas a modo de estudio de mercado, eran nuestro nicho de mercado y toma de muestra. “Otra de las sobradas de estos dos”, dijo alguien entre dientes. Parte de la gente le daba la razón. Tenían la seguridad de que no había lugar para una empresa «de rojos descarados».

 

“¿De verdad lo están haciendo?” Oí que se comentaba. Días después, con cómica dignidad sacamos los rodillos y la pintura y comenzamos a dar la primera mano de pintura a nuestro nuevo y flamante local. Entonces empezó la locura.  De pronto, un tenso rumor se instaló entre los allegados. La risa mudó en asombro como por arte de magia. «Guillotinas a 198 euros». Oí resoplidos de sorpresa. Mi  familia  se quedó  sin respiración. ¡Estaban flipando! Seguimos  adelante y olvidamos a la gente que miraba la consecución de acontecimientos. Olvidamos las reglas del márketing, de las RRPP,  del bussines…. El escenario de la venta online de ropa en España parecía hacerse borroso, irreal. Me parecía que las ideas nos hablaban, a través de las proclamas y los colores, salían camisetas solas. ¡Un triunfo total! Mientras se desvanecía 2012 nos encontramos rodeados de periodistas excitados.

(más…)

Vamos a cambiarlo todo, contigo.

Vamos a cambiarlo todo, contigo.

Te puede pasar en cualquier sitio, en el bus, en la barra de un bar, en el supermercado… giras la mirada y allí está, el icono del medio laurel. Una sensación familiar que te hace pensar que aún queda gente con valores. Llevar prendas de 198 es más que vestir, es participar de un movimiento colectivo que nació con el 15M. Queremos que entre vosotros alimenteis esa energía, que seáis un ejemplo de convivencia y de vida solidaria. Queremos invitaros a cambiarlo todo. Cuando saquéis cualquiera de nuestras prendas a la calle haced algo por los demás, lo que sea, dejadlo patente.

(más…)

Oxford, la camisa para héroes de clase trabajadora.

Oxford, la camisa para héroes de clase trabajadora.

Según Wikipedia, espacio recurrente de investigación y lugar al que recomendamos hacer donaciones de vez en cuando, la clase trabajadora es el conjunto de individuos que aportan el factor trabajo en la producción de bienes y servicios recibiendo un salario o contraprestación económica, sin ser propietarios de los medios de producción. En otras palabras, la mayoría de los que se levantan muy pronto cada mañana.


(más…)

El significado de 198

Hace unos días, en Valencia y tras un apoteósico concierto en el Auditorio de la ciudad de Les Arts, nos preguntaba un amigo en el laberíntico camino a su camerino «por qué y qué es eso del logo vuestro».La pregunta, por obvia para mí, me dejó pensando y desconcertado. Además era él quien llevaba puesta una camiseta y una Harrington de 198, pues días antes había decidido dar cobertura y voz a nuestra marca en su multitudinaria gira de manera desinteresada (pocas veces he conocido a alguien tan interesante y entrañable).

Mientras se la contaba, notaba como una sensación de emoción y de orgullo me recorría y lo mejor, veía en sus ojos que se lo contagiaba al escuchante…

Me dí cuenta que una vez mas el valor de 198 es el alto contenido simbólico y sus valores intrínsecos. Las palabras de quien escuchó fueron «Joder, pues decidlo!» Esa frase. No es la primera vez que la escuchamos…


(más…)