Sin periodismo no hay,¿Democracia?

Tras la crisis de 2008, el periodismo se convertía en la segunda profesión más afectada por la desaceleración económica. Crisis en el periodismo, un sector que debe ser agente vertebrador entre la democracia y la sociedad.

‘’Sin periodismo no hay democracia’’. El lema de la FAPE (La Federación Española de Asociaciones de la Prensa). Me enerva cada vez que lo escucho. Con unos medios de comunicación privados que solo quieren mantener el status quo para fines comerciales, ¿democracia?

Las direcciones de las empresas se sitúan al lado de unos determinados intereses de clase: la clase dominante.
En el caso de los medios de comunicación privados, se sitúan junto a accionistas, propietarios y altos directivos. Esto no quiere decir otra cosa que, si eres un ciudadano, trabajador de a pie, te van a mear en la cara.

Todo esto me recuerda a una rima la cual puede sonar basta, pero más basta es la poca honestidad de los medios privados al tratar la información:
‘’Ni Rockefeller ni conspiranoia, lucha de clases, subnormales comedme la polla’’ (El Nega – Riot Propaganda).

¿Por qué? Porque cada vez que le decía a mis padres que la prensa privada nunca estaría de nuestra parte por quienes les financian me trataban de eso, de conspiranoica que querría salir en el programa Cuarto milenio.
Hasta que estalló el conflicto, y aunque parezca ridículo, el estallido fue el Caso Magrudis y la carne mechá.

Mis padres se dedican a la distribución de carne mechá y tuvieron que padecer cómo esa prensa a servicio de unos pocos ahogaban al trabajador por culpa de un jeta que se pasó de burgués vendiendo lo que no debía, haciendo así, quebrar pequeños comercios que se dedicaban a ello.

En 2001 pasó algo parecido. En las torres de refrigeración de El Corte Inglés había legionela responsable de una epidemia. Esta vez los grandes medios mantuvieron un rotundo silencio. Claro, El Corte Inglés es uno de los principales financiadores de esos medios como Antena3, Tele5, LaSexta, Cuatro, El País, El Mundo etc.

Cuando antes decía que ‘’se sitúan al lado de unos determinados intereses de clase’’ , me refería a que a esos medios no les preocupa que gente corriente se quede en la miseria porque uno se haya pasado de burgués, sino que le preocupa que a El Corte Inglés (entre otras grandes
empresas) no le roce ni el viento. Encima, el destape de esta epidemia le costó el puesto de trabajo al periodista Javier Ortiz por destaparlo.
(más…)

¿Qué significa 198? No es sólo una marca.

198 representa la lucha de un pueblo por recuperar su voz y hacer justicia. Su logo es la viva imagen de los que no olvidan y aún combaten la oscuridad. Es el reflejo de un pueblo que, representado con media cara sobre la que descansa una corona de laurel como símbolo de victoria y éxito, aún pelea por alcanzar la luz.
Por eso, del símbolo de 198 tan solo vemos la mitad. Porque un día algunos convirtieron la violencia y el miedo en la base del poder. Y a partir de ese día, el silencio se cobró la voz de miles de personas; y todavía quedan muchas de ellas por recuperar.
Por eso, ahora, es la hora de gritar.
Gritar por los derechos que un día nos fueron arrebatados. Gritar contra los muros que se encuentran quienes buscan un futuro. Gritar por las mujeres cuyas vidas fueron arrebatas o maltratadas. Gritar contra los discursos de odio. Gritar por la libertad. Gritar por todo lo que nos fue arrebatado.
Así que, ¿qué es 198?
198 es República, memoria, sacrificio y gritos que el poder no será capaz de callar de nuevo.
198 es reivindicación y la firme creencia de que el pueblo puede cambiarlo todo.
198 es la continuación de una batalla que aún podemos ganar.
SOLO PODEMOS VENCER.

Apagando el Amazonas a golpe de click

‘’Hoy en día, tienes que hacer, para ser alguien públicamente, exponer tu intimidad en público continuamente, construirte un personaje con el cual tengas que estar a la altura del personaje que te construyes. Tienes que estar a la altura del personaje que te construyes en Instagram, donde todo el mundo siempre tiene vidas radiantes, siempre está viajando, feliz y con una vida de puta madre’’ (Jorge Moruno)

Con esa intervención del sociólogo Moruno comienza el tema Valerie Solanas del grupo dedicado al Rap político Los Chikos del Maíz. El tema (que más que tema es temón), a mi forma de ver puede resumirse en una frase; ‘’Stop making stupid people famous’’, y es que esa idea va de la mano de la crítica que pretendemos hacer en este artículo; El activismo del click.

Twitter se ha convertido (entre otras cosas) en un nido de supuestos progres. Un nido de supuestos progres que asimilan como único modelo el capitalista por su capacidad hegemónica (defendiendo la Tercera vía), pero van de moralistas acumulando seguidores y likes, convirtiéndose en eso que llaman influencers. Con un discurso que más que acabar con el sistema, lo parchea. En definitiva, es como intentar apagar un gran fuego (el capitalismo) con pequeños vasos de agua (el mensaje en redes sociales). Es lo que podemos llamar el activismo del click.

Habrá quien me llame flipada y mencionará eso de ‘’superioridad moral de la izquierda’’ por dirigirme a los supuestos progres como entes que perpetúan el sistema capitalista, pero, cada vez que ocurre una tragedia son los primeros en buscar ese casito con la típica foto y el famoso ‘’Pray for’’. Un Pray for sin argumentos rupturistas, un Pray for asumiendo que la culpa es del individuo y sus acciones.

(más…)

Espinas a las 5 de la mañana – Segunda jornada Shikillo 2019

Si el primer día todo había sido un camino de rosas, la segunda jornada del Shikillo se cubrió con alguna que otra espina. Principalmente porque ciertos «problemas técnicos» según la organización que terminaron por cancelar una noche que empezó con mucho retraso. A las 5 de la madrugada este servidor se fue a dormir, sin haber visto en el escenario ni a Talco, ni a Narco.

(más…)

Atardece en Candeleda – Primera jornada del Shikillo 2019

Atardece en Candeleda – Primera jornada del Shikillo 2019

Ayer se vivió una buena noche de rock a este lado de la sierra de Gredos, posiblemente una de las grandes noches de rock de éste verano. Quizás los más puristas del Shikillo (que los hay) echaran en falta algo de diversidad en el estilo, pero a buen seguro disfrutaron con la calidad de la propuesta para la primera jornada. En el escenario principal del recinto se dieron cita voces revolucionadas, baterías impecables, guitarras crudas y bajos penetrantes. Las letras, aunque escondidas por las guitarras, ayudaban a pensar en el mal de amores, la amistad, el barrio o las peleas de bar. 

Y es que sí, ayer fue una noche de rock. De rock en español. 

(más…)